¿Porqué no te puedes comer solo una?

     ¿Recuerdas ese pasado oscuro donde te sentabas frente al TV a ver Netflix y te bajabas las bolsas de papitas saladas por camiones? ¿Cuántas veces no llevaban cielito lindo a la oficina y decías: "solo me voy a comer un Tostito con un poquito de cielito lindo y nada más"…. sin embargo terminabas comiéndote el tuyo y diciéndole al del lado: "tu te vas a comer eso?" Voy a confesarme , me pasaba con unas galletas particulares, las Biscoff. Yo podía comerme los paquetes completos de estas galletas y nunca parar, literal y lo peor de todo nunca sentirme lleno ni satisfecho.

     Esto sin duda nos ha pasado a todos, hemos comenzados a comer y a comer y a comer y a no poder parar. Siempre decimos, voy a comer un poquito, y cuando vemos ya hemos terminado el empaque completo. El sabor salado nos invade el paladar a algunos, para otros es lo dulce, para otros es el pan acabo de salir del horno….lo sé, eres de esos que le comía la tripa al pan y cuando llegabas a tu casa solo te quedaba el caparazón 😮.

     Muchos se cuestionan el porqué eso sucede. ¿Acaso es que somos unos glotones descontrolados? ¿o es es que estamos adictos? En el blog de hoy estaremos hablando un poco de cómo estos "alimentos" son diseñados y creados particularmente para producir este efecto en nuestro sistema y cómo por medio de los potenciadores o reforzadores del sabor se obtiene lo que se conoce como comidas hiper-palatables.

     ¿Qué son los potenciadores del sabor?
Los potenciadores o reforzadores del sabor, son compuestos químicos que se añaden a ciertos alimentos procesados para que aumente el sabor y/o aroma de un alimento. La industria de alimentos los utiliza para que resulten más sabrosos y a la vez adictivos. De ahí sale la sensación y el deseo de querer seguir comiendo. Los químicos de los sabores entran a nuestros sistema reaccionando y activando el sistema de recompensas, esto provoca que sigamos comiendo y siempre queramos más. Te acuerdas del famoso lema: "¿a que no puedes comer solo una?". 

¿Qué son las comidas hiper-palatables?
     Sencillo, aquellas que han sido inundadas de potenciadores de sabor y las cuales no podemos parar de comer. La gran mayoría siendo los alimentos procesados. Por ejemplo, en los restaurantes chinos utilizan el GSM o glutamato monosódico para potenciar el sabor de los platos. El GMS actúa sobre nuestro cerebro haciéndonos creer que seguimos teniendo apetito a pesar de estar saciados, nos hace creer que la comida está más rica y produce ese vicio incontrolable que sentimos con algunos alimentos. ¿Ahora entiendes como es que te podías comer esa combinación de pepper steak que pasaba 10 libras?

¿Cómo las comidas hiper-palatables reaccionan en el cuerpo?
     Es muy simple, el sistema que está a cargo del control del consumo de la comida es el mesocorticolímbico, también conocido como el sistema de recompensa. Utiliza una ruta central que consiste en señalamientos dopaminérgicos que generan el placer cuando son estimulados por factores ambientales o factores internos. Como consecuencia, se busca repetir la experiencia. Esto ocurre porque las neuronas del área ventral tegmental son estimuladas por grasas (lípidos) y azúcar para liberar la dopamina en los terminales neuronales del núcleo accumbens. Cuando la dopamina llega al núcleo, sus neuronas son las que sienten las sensaciones de placer. Dime que de pensarlo no se te salen las babas 🤤, pues todo eso es lo que está pasando dentro de nuestro cuerpo.

     En otras palabras, cuando los sabores tocan nuestras papilas gustativas sus químicos despiertan nuestro cerebro🧠. En este paso el cerebro se da cuenta que lo que está comiendo es rico, sintiéndose satisfecho por consumirlo y entonces quiere repetir. Es ahí donde manda al resto del cuerpo a pedir más para poder repetir esa sensación. Por esta razón es que sentimos esos deseos fuertes de seguir comiendo las papitas, el mantecado, el chocolate, el pan, en fin, particularmente los carbohidratos refinados. Busque las etiquetas y se dará cuenta que la gran mayoría de estos alimentos siempre son una mezcla de carbohidratos y grasa. Estos compuestos son los que le dan señales al cerebro de placer.

¿Hay efectos secundarios?

Adicciones: El efecto primordial es la adicción, por eso fueron creados los potenciadores y las comidas hiper-palatables para que sigamos repitiendolas, pues sino, no hay negocio ¿cierto? Es una estrategia de marketing ingeniosa. Si el cerebro quiere más, pues entonces todo nuestro cuerpo quiere más, así que siempre volveremos a comprar cada vez para poder repetir esa experiencia placentera y las compañías seguirán vendiendo sus productos.

Enfermedades crónicas: Las condiciones debido a las comidas hiper-palatantes pueden ser directas o indirectas. Pueden variar, pero casi siempre todas comienzan con la hiperinsulinemia (niveles de insulina elevados todo el tiempo). Esto eventualmente desencadena en una serie de enfermedades crónicas metabólicas como diabetes, resistencia a la insulina, hipertensión, triglicéridos elevados, Alzheimer, Cáncer, y muchas otras.

¿Qué podemos hacer?
     Comer comida real, no me canso de decirlo. La base de cualquier dieta saludable es aquella que consta de alimentos reales o como dicen en inglés: wholefoods. ¿A que nunca te vuelves adicto a comerte un ribeye, o a comerte un maso de brocoli? Precisamente porque estos alimentos reales no tienen potenciadores de sabor y podemos comerlos y saciarnos sin problemas. Así que si tienes este problema, aprender a identificar qué alimentos lo causan y evita el consumo. Yo sé que hay veces que tienes un antojo y lo quieres matar. El problema de esto es que si procedes a "matar” ese antojo, mas allá de matarlo lo que vas a hacer es “darle abono”, el cuerpo te volverá a pedir un poco más. No es posible matar una adicción si todos los días o de vez en cuando la alimentas un poco más.

Si te interesa un libro que hable de este tema te recomiendo The Dorito Effect de Mark Shatzker que habla del efecto del sabor y la comida en nuestro cuerpo.

 book photo.jpg

¿Qué te ha funcionado para parar de consumir las comidas hiper-palatables? ¿Qué tipo de comidas se han dado cuenta que provocan estas sensaciones?

Si conoces a una persona que le encanten estas comidas compártele este blog y ayúdalo a mejorarse. 

Referencias:


*Artículo escrito en colaboración con Valeria María Hernández Cosme estudiante de Bachillerato en Ciencias Biomédicas y minor en Psicología del Recinto Inter Metro.

    4 comentarios


    • Nilsa Pérez

      Busco chocolate sin azúcar para hacer una receta


    • Michelle

      Me encanto, muy interesante 🧐 desconocía la información. Gracias


    • Jessica

      Ya tenía una idea, pero con este reportaje comprendí mucho más lo qué hay detrás de este tipo de comidas las cuales son tan adictivas. Incluyendo su publicidad. Grxs


    • Maria

      Esto me resultó muy beneficioso. Me sucede con un alimento en particular y me preguntaba porque de solo verlo me lo quiero comer. Ya entendí gracias a ti. Ahora a mirar hacia otro lado


    Dejar un comentario


    0 Comments