¿Cómo funciona nuestro sistema inmune?

     Sistema Inmune: sin duda la palabra más sexy después de COVID-19 ¿cuánto hemos escuchado esta palabras en las últimas semanas? Unos abogan por "mantener nuestro sistema inmune fuerte” otros alertan que “las personas con un sistema inmune comprometido deben tener cuidado”. 

     Todo lo que está pasando en estos momentos mundialmente envuelve sin duda nuestro sistema inmune, aún así no muchas personas entienden cómo funciona. He visto noticias de otros países donde entrevistan a personas y dicen algo como, “yo tengo un sistema inmune comprometido, pero sigo jangueando y saliendo porque tomo suplementos” o “no me preocupo porque es inevitable su propagación así que no voy a dejar de socializar”. ¿No me crees? Aquí te dejo el vídeo:https://www.tiktok.com/@julio_davis/video/6804986117314661638 

     Si eres de los que ha oído hablar del sistema inmune pero no tienes ni la más soberana idea de como funciona, te invito a que leas el blog de hoy para que entiendas de manera sencilla como funciona.

¿Qué es el sistema inmune?
     El sistema inmune es el mecanismo de defensa natural del cuerpo. No reside en una sola parte del mismo, sino que está compuesto de una red de células, moléculas, tejidos y órganos. Está diseñado para identificar y destruir organismos extraños peligrosos (patógenos) que entren en el cuerpo, en adición a neutralizar toxinas (venenos) que producen algunas bacterias.

¿Cómo se divide el sistema inmune?
     Hay dos ramas importantes del sistema inmune, el sistema inmune iniciativo y el sistema inmune adaptivo

Sistema inmune iniciativo:
     Es la respuesta rápida, es lo primero que responde cuando entra un patógeno (bacteria, virus u otro microorganismo) al cuerpo. Esta división del sistema es heredada y está con nosotros desde el momento en que nacimos. 

     Como es el primero que actúa cuando entra un patógeno este el sistema incitativo lo reconoce y activa unas células llamadas fagocitos. Los fagocitos encuentran el patógeno 🦠 lo cubren o se lo tragan y ahí mismo lo destruyen🔫. 

     Como mejor podemos ver esto, es por ejemplo esto cuando ya hemos pasado,un virus o un catarro. Como nuestro cuerpo ya sabe lo que le espera, ataca inmediatamente el patógeno minimizando los síntomas y signos. Por eso hay veces que vamos al doctor y ni sabíamos que estábamos enfermos, porque el cuerpo pudo reconocer el invasor y atacarlo antes que hiciera su trabajo. 

Sistema inmune adaptivo: 
     También conocido como el sistema inmune adquirido, utiliza la ayuda del iniciativo para producir unas células llamadas anticuerpos que protegen al cuerpo de un invasor en específico. Estos anticuerpos son desarrollados por los linfocitos B luego de que el cuerpo haya sido expuesto al invasor y se quedan en nuestro cuerpo. Después de la primera exposición y desarrollo de los anticuerpos el sistema inmune puede reconocer el invasor y defenderse. 

     El sistema inmune adquirido cambia a través de nuestra vida, este proceso se llama inmunización y nos ayuda a crear anticuerpos para protegernos de enfermedades peligrosas. 

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo con el COVID-19?
    El COVID-19 es una enfermedad respiratoria de leve a grave. En realidad el coronavirus es una extensa familia de enfermedades en animales y humanos. El COVID-19 es la enfermedad infecciosa más reciente. El problema de esta nueva versión es que es una mutación reciente, o sea que nuestros cuerpos no saben cómo reaccionar ante su llegada. Cuando este virus entra a nuestro sistema el iniciativo va a dar la alerta, pero no puede destruir las células porque no puede registrar los componentes al ser algo nuevo. De ahí el adquirido comienza a desarrollar anticuerpos, pero esta actividad tarda, por lo menos varios días, dándole a la enfermedad tiempo para sentirse como en casa en nuestros cuerpos y dándole un rango para expandirse. 

      Parte del gran problema del SARS-COV-2 y lo que en realidad preocupa a muchos es la respuesta de defensa del mismo sistema inmune de nosotros tratando de responder al virus y el daño al tejido pulmonar como parte del sistema de defensa del cuerpo. Lo puedes comparar a tratar de matar un mosquito en tu casa con un marrón de 50 libras, puede ser que lo logres matar, pero dañarás tu casa en el intento, algo similar ocurre con este virus, podemos sobrellevar el virus si nuestro sistema inmune está fuerte, pero el mismo cuerpo pudiera complicar la cosa.

¿Cuáles estructuras componen el sistema inmune? 
     Los órganos que forman parte del sistema inmune se conocen como los órganos linfoides, porque son los hogares de los linfocitos, células blancas sanguíneas del sistema linfático que tienen un rol en la respuesta inmunológica. 

  • Médula ósea: es el tejido blanco dentro del centro hueco de los huesos, es la fuente de todas las células sanguíneas.
  • Timo (“thymus”): es el lugar de desarrollo de las células T. Estas células ayudan controlan la sensibilidad de la respuesta inmune. 
  • Vasos sanguíneos y linfáticos: los linfocitos pueden viajar a través de los vasos sanguíneos al igual que por los vasos linfáticos que son paralelos a los sanguíneos. 
  • Nódulos linfáticos: son lugares pequeños localizados en el cuello, las axilas, el abdomen y los genitales donde las células inmunes se congregan. 
  • Bazo: es un órgano plano en la parte superior izquierda del abdomen, también en un lugar de congregación para las células del sistema inmune, pero también pueden ser un punto de encuentro donde las defensas confrontan los invasores.
  • Tejido linfoide: se encuentran en muchas partes del cuerpo, por ejemplo, revistiendo el tracto digestivo, los pasajes de aire y pulmones, son pasajes que dirigen hacia el cuerpo. 

¿Qué significa cuando alguien está inmunológicamente comprometido? 
Esto es cuando el sistema inmune de una persona no funciona de forma adecuada o tiene un problema. Aquí puede haber desórdenes autoinmunes, enfermedades inmunodeficientes y alergias. 

     Los desórdenes autoinmunes se desarrollan cuando la respuesta inmunológica elige incorrectamente como blanco a alguna célula corporal normal y/o tejidos. Un ejemplo es esclerosis múltiple, aquí el sistema inmune reconoce a la mielina de la columna vertebral como si fueran invasores causando un ataque y que los nervios de la persona sean expuestos. 

     Una enfermedad inmunodeficiente ocurre cuando el sistema inmune falla en desarrollarse de forma normal o una respuesta inmunológica es bloqueada. Por ejemplo, el síndrome de Wiscott-Aldrich, una enfermedad caracterizada por un funcionamiento anormal de las células blancas. Estos cambios provocan un aumento de los riesgos inmunes y de desórdenes inflamatorios. 

     Las personas con un sistema inmunológico comprometido no responden como el resto de nosotros, su sistema inmune está ocupado atacando al mismo cuerpo, permitiéndole así la entrada a agentes patogénicos. Estos tienen la oportunidad de evolucionar libremente sin tener a alguien que los pare. 

     Si volvemos al principio de este blog, donde mencioné que una persona con este tipo de problema tomaba suplementos y por eso no estaba preocupada por el COVID-19, sin duda es un razonamiento totalmente "de mente". Esta persona en particular, debería de estar diez veces más preocupada que el resto de nosotros. No importa la cantidad o variedad de suplementos que se tome, primero estos se pueden ir a cualquier otra parte que el cuerpo tenga deficiencia, y segundo, el problema es que su sistema inmune está sobrecargado con otras tareas no necesariamente hablamos de su fortaleza. 

¿Cómo funciona el sistema inmune? 
     Para una persona “normal” el patógeno va a entrar y va a ser recibido por el sistema iniciativo, este se lo va a tragar y si lo reconoce lo va a destruir. En cambio, si no reconoce al invasor el sistema adaptativo o adquirido va a alertar al cuerpo y junto al iniciativo van a producir anticuerpos que van a tratar se sacar al invasor. 

     Esta pelea es una larga, donde se involucran diversos tipos de células inmunes que hacen diversas funciones para así evitar que la enfermedad se quede. Una enfermedad logra “quedarse” en nuestro cuerpo cuando invade nuestro ADN🧬y utiliza los mecanismos de replicación del mismo ya que no tiene los suyos propios. Cuando esto sucede, cada vez que nuestro ADN se replique y cree nuevas células, las estas van a salir “enfermas” porque en realidad tienen el material genético del patógeno mezclado con el de nosotros. El sistema inmune intenta prevenir esa implantación, por eso tiene dos partes, porque va a seguir alertando a otros órganos y células de la invasión provocando que estos se activen e intenten destruirlo. Cuando hayan logrado exiliar al patógeno se queda en la memoria corporal esos anticuerpos para luego poder ser usados en caso de que vuelva otro igual. Este no es el caso de alguien con el sistema inmune comprometido pues ya hemos discutido que no posee la habilidad de poder responder a agentes exteriores porque su sistema está ocupado atacando al cuerpo de la persona. 

     En conclusión, ya sabemos que el sistema inmunológico es una rama de estructuras y células que combaten las enfermedades que entran a nuestro cuerpo. Si esta enfermedad es nueva, va a tener que lidiar con ella antes de poder destruirla. Una vez lo logre, creará una memoria para así reconocerla en el futuro y destruirla.
     
     Recuerda que una alimentación correcta es la base para brindarle a nuestro sistema inmune las herramientas necesarias para actuar correctamente. Nada sustituye una buena alimentación. La cuarentena puede tentarte a comer cosas por aburrimiento, porque estás en casa o porque encuentras "difícil" conseguir los alimentos que comúnmente consumes. Este momento no es el de bajar la guardia, es el momento de subir la guardia con tu alimentación y brindarle los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para que tu cuerpo haga lo que está diseñado para hacer.
 Los suplementos si pueden ser de ayuda, pero nada debe sustituir una buena alimentación.

     Díganme en los comentarios: ¿Cómo están lidiando con la situación para mantener a su sistema inmunológico activo y saludable? ¿Qué nuevos hábitos han implementado? Los leo. 

Referencias:

*Artículo escrito en colaboración con Valeria María Hernández Cosme estudiante de Bachillerato en Ciencias Biomédicas y minor en Psicología del Recinto Inter Metro. 


2 comentarios


  • Marta

    Excelente artículo, gracias por siempre mantenernos al día. Pues hice mi propio caldo de hueso 🦴, mucho consumo de huevos 🥚 cage free y carnes grass feed. Y mezclas Good Dee’s. También tomo colageno, aceite de coco, las berries, hígados.


  • Khali

    Successful High-Dose Vitamin C Treatment of Patients with Serious and Critical COVID-19 Infection
    by Richard Cheng, MD, PhD

    (OMNS Mar 18, 2020) A group of medical doctors, healthcare providers and scientists met online March 17, 2020, to discuss the use of high dose intravenous vitamin C (IVC) in the treatment of moderate to severe cases of Covid-19 patients. The key guest was Dr. Enqian Mao, chief of emergency medicine department at Ruijin Hospital, a major hospital in Shanghai, affiliated with the Joatong University College of Medicine. Dr. Mao is also a member of the Senior Expert Team at the Shanghai Public Health Center, where all Covid-19 patients have been treated. In addition, Dr. Mao co-authored the Shanghhai Guidelines for the Treatment of Covid-19 Infection, an official document endorsed by the Shanghai Medical Association and the Shanghai city government. 1

    Dr. Mao has been using high-dose dose IVC to treat patients with acute pancreatitis, sepsis, surgical wound healing and other medical conditions for over 10 years. When Covid-19 broke out, he and other experts thought of vitamin C and recommended IVC for the treatment of moderate to severe cases of Covid-19 patients. The recommendation was accepted early in the epidemic by the Shanghai Expert Team. All serious or critically ill Covid-19 patients in the Shanghai area were treated in Shanghai Public Health Center, for a total of 358 Covid-19 patients as of March 17th, 2020.

    Dr. Mao stated that his group treated ~50 cases of moderate to severe cases of Covid-19 infection with high dose IVC. The IVC dosing was in the range of 10,000 mg – 20,000 mg a day for 7-10 days, with 10,000 mg for moderate cases and 20,000 for more severe cases, determined by pulmonary status (mostly the oxygenation index) and coagulation status. All patients who received IVC improved and there was no mortality. Compared to the average of a 30-day hospital stay for all Covid-19 patients, those patients who received high dose IVC had a hospital stay about 3-5 days shorter than the overall patients. Dr. Mao discussed one severe case in particular who was deteriorating rapidly. He gave a bolus of 50,000 mg IVC over a period of 4 hours. The patient’s pulmonary (oxygenation index) status stabilized and improved as the critical care team watched in real time. There were no side effects reported from any of the cases treated with high dose IVC.

    Among the international experts who attended today’s video conference were: Dr. Atsuo Yanagisawa, formerly professor of medicine at the Kyorin University, Tokyo, Japan, and the president of the International Society for Orthomolecular Medicine; Dr. Jun Matsuyama of Japan; Dr. Michael J Gonzalez, professor at University of Puerto Rico Medical Sciences, Dr. Jean Drisko, professor of medicine, and Dr. Qi Chen, professor of pharmacology, both at the Kansas University Medical School, Dr. Alpha “Berry” Fowler, professor of pulmonary and critical care medicine, Virginia Commonwealth University, Dr. Maurice Beer and Asa Kitfield, both from NutriDrip and Integrative Medical NY, New York City; Dr. Hong Zhang of Beijing; William T. Penberthy, PhD of CME Scribe, Florida; Ilyes Baghli, MD, president of the Algerian Society of Nutrition and Orthomolecular Medicine (SANMO); Drs. Mignonne Mary and Charles Mary Jr, of the Remedy Room, New Orleans; Dr. Selvam Rengasamy, president of SAHAMM, Malaysia. I, Richard Cheng, MD, PhD of Cheng Integrative Health Center of South Carolina, and Senior Advisor to ShenZhen Medical Association and Shenzhen BaoAn Central Hospital, coordinated this conference.

    Albeit a brief meeting of less than 45 minutes due to Dr. Mao’s limited time availability, the audience thanked Dr. Mao for his time and sharing and wished to keep the communication channel open and also able to talk to other clinicians working at the front line against Covid-19.

    In a separate meeting, I had the honor to talk to Sheng Wang, M.D., Ph.D., Professor of Critical Care Medicine of Shanghai 10th Hospital, Tongji University College of Medicine at Shanghai China, who also served at the Senior Clinical Expert Team of the Shanghai Covid-19 Control and Prevention Team. There are three lessons that we learned about this Covid-19 infection, Dr. Wang said:

    1. Early and high-dose IVC is quite helpful in helping Covid-19 patients. The data is still being finalized and the formal papers will be submitted for publication as soon as they are complete.

    2. Covid-19 patients appear to have a high rate of hyper-coagulability. Among the severe cases, ~40% severe cases showed hyper-coagulability, whereas the number among the mild to moderate cases were 15-20%. Heparin was used among those with coagulation issues.

    3. The third important lesson learned is the importance for the healthcare team of gearing up to wear protective clothing at the earliest opportunity for intubation and other emergency rescue measures. We found that if we waited until a patient developed the full-blown signs for intubation, then got ready to intubate, we would lose the precious minutes. So the treatment team should lower the threshold for intubation, to allow proper time (~15 minutes or so) for the team to gear up. This critical 15-30 minutes could make a difference in the outcome.

    Also, both Drs. Mao and Wang confirmed that there are other medical teams in other parts of the country who have been using high dose IVC treating Covid-19 patients.

    For additional reporting and information on China’s successful use of intravenous vitamin C against COVID-19:


Dejar un comentario


0 Comments